13 de marzo de 2018

Martes 13 ¿supersticioso?


¿Crees en las supersticiones? Hoy hacemos un repaso a algunas muy curiosas (al menos para mí, que vivo en España) a través de las tradiciones y costumbres de varios países. Y también conoceremos el origen de las más populares.

He de admitir que me he reído bastante porque hay cada una… Pero no podía mencionar todas, así que he seleccionado mis favoritas.

Pero antes, quiero mencionar una fobia peculiar, aunque merecedora de respeto como fobia que es: La trezidavomartiofobia, el miedo irracional al Martes y 13. Cualquiera tiene narices de repetir la palabrita cuando le pregunten que porque hoy está tan temeroso y susceptible.

Ya sé que no viene al caso este gif, ¿pero no me digas que no es gracioso?

Ahora sí, ¿listo? 



1. Gatos y mala suerte

En Francia, no dicen nada de gatos negros, pero si cruzas un río con un gato tendrás mala suerte.

gatos graciosos
¿En serio no me cruzarías?

-  Ari opina: O sea que de aquí podemos deducir que cruzar un puente con un gato también trae mala suerte; ya que, veo complicado nadar con un miníno cargado en la espalda.



2. Dormir mirando al norte

Si duermes con la cabeza orientada al norte tendrás mala suerte porque esa es la posición de los muertos. O eso dice una superstición japonesa.

- Ari opina: No seré yo quien coja una brújula...



3. Lluvia en la boda

En Rusia, si llueve durante la boda es señal de buena suerte, tanta que los recién casados se harán ricos.

- Ari opina: En España se dice que “novia  mojada, novia afortunada”. Básicamente, creo que es una forma de consuelo. De todos modos, debería concretarse el término de “afortunada” para este caso en particular…

¿Por qué el novio va en chándal?
y ¿si no es el novio qué coño hace posando así?



4. Lavar los platos

En Irlanda, lavar los platos puede traer un mal augurio. Si te mojas la ropa al hacerlo, es señal de que te casarás con un borracho.

- Ari opina: Me temo entonces que todas y todos acabaremos casados con un Charlie Sheen.



5. Lechuzas en casa

Una lechuza dentro de una casa es signo inequívoco de muerte inminente. O eso dicen en Italia.

― Ari opina: Sabíamos que Harry Potter era un superviviente, pero no sabíamos hasta qué punto.



6. Antojos de pescado

En Canadá, si una mujer embarazada tiene antojo de pescado y no lo come, la superstición dice que su bebé nacerá con una cabeza de pez.

Esto mismo, pero invertido

- Ari opina: Más les vale tener latas en conserva como si no hubiera un mañana. No quiero imaginarme lo que se podría desatar si nos invadieran los hombres-pez. La humanidad no está preparada para semejante desafío.



7. Picores con suerte

En Turquía, si te pica la mano derecha es que recibirás dinero por sorpresa. Pero si te pica la izquierda, es que lo perderás.

- Ari opina: ¿Y si te pica el culo y te lo rascas con las dos manos?




8. Escobas y hombres

Golpear a un hombre con una escoba es condenarlo a la impotencia, o eso dicen en Nigeria. La única solución es devolver el golpe siete veces.

animales gif
Ay de ti como te coja...

― Ari opina: De ser verdad, más escobazos habría que repartir por el mundo. Aunque íbamos a acabar todos lisiados; especialmente, el que da el primer escobazo. Si por cada uno que pegas, te devuelven siete… Imagino que en las ferias de Nigeria no tendrán “El tren de la bruja”.



SUPERSTICIONES POPULARES Y SU ORIGEN




El número 13



La creencia de que el número 13 trae mala suerte está tan difundida que sus orígenes se confunden.

Diferentes teorías la vinculan con una tradición cristiana relacionada con la última cena, donde Judas habría estado sentado en el decimotercer lugar de la mesa; una tradición vikinga (el dios embaucador Loki sería el decimotercer dios) y el zodíaco persa (en el cual hay doce signos, dejando el número trece para representar el caos).

El miedo concreto a los viernes 13 se remonta al siglo XIX, combinando dos supersticiones: el miedo al número 13 y la creencia de que los viernes son días de infortunio.
El miedo morboso al número 13 es conocido técnicamente como "triscaidecafobia" y es tan común que algunos edificios no tienen piso 13, pasándose del 12 al 14.



666

Hexacosioihexecontahexafobia es, técnicamente, el nombre del miedo al número 666, o número de la bestia.
Esta superstición proviene sin lugar a dudas de la cristiandad: el número es citado como representativo de Satanás en el Libro Bíblico de las Revelaciones. Ha ganado popularidad por aparecer en películas como "La Profecía" y fue tomado tan seriamente por el ex Presidente de los EE.UU. Ronald Reagan, que cuando se mudó a una casa particular al finalizar su presidencia cambió el número de ese domicilio (666) por el 668.



Espejos Rotos

bella y bestia

Es conocida la superstición de que la rotura de un espejo generará siete años de mala suerte. Se piensa que está creencia se basa en la idea de que un espejo captura parte de tu alma. De modo que si un espejo se rompe, parte de tu alma se rompe también. Esta es la razón por la que en algunas culturas se cubren espejos y superficies reflectantes cuando alguien muere: es para permitir que el alma deje el lugar sin quedar atrapado en un espejo.
Versión 2: Antiguamente los espejos se utilizaban como instrumentos de adivinación, y cuando a alguien se le rompían era porque el futuro de esa persona era tan espantoso que el espejo prefería romperse para no mostrarlo.



Dedos Cruzados

Cruzar los dedos como deseo de buena suerte (o, en secreto, para evitar cumplir una promesa) es algo común en todo el mundo, aunque su origen no es claro. Parece más utilizado en países cristianos, sugiriendo que está relacionado con el signo de la cruz. No obstante, otros sugieren que puede ser un antiguo gesto pagano o nórdico, o posiblemente una superstición creada por los arqueros durante la Guerra de los cien años entre Inglaterra y Francia (los arqueros echaban hacia atrás el arco con sus dos dedos principales).




Derramar sal

Se dice que se remonta a la tradición cristiana. Judas Iscariote habría derramado sal durante la última cena, poco antes de traicionar a Jesús.
De hecho, sus orígenes son probablemente mucho más prácticos: hasta hace poco, la sal era cara, de modo que derramarla era realmente signo de mala suerte.



El día de la boda

Llevar algo prestado, algo nuevo, algo azul y algo viejo.

Algo prestado representa el presente, algo viejo el pasado, algo nuevo el futuro y algo azul simboliza la pureza.

-   Ari opina: qué curioso que a pesar de no haber leído este artículo, lo único que pasé de llevar en mi boda fuese algo azul…



Abrir el paraguas bajo techo

La primera noticia que se tiene de esta creencia data del siglo XVIII en inglaterra, donde creían que daba mala suerte por la negatividad que existía entre el paraguas y la casa, ya que ésta protege a sus habitantes y no tolera ninguna protección adicional. Si alguien lo abría sobre su cabeza, supuestamente esa persona moría antes de que acabase el año.

- Ari opina: Mala suerte es salir a la calle con el pelo recién lavado, y descubrir que el paraguas que has escogido está roto.



Apagar las velas de un soplido

Fue en la Baja Edad Media alemana donde surgió la idea de colocar en las tartas de cumpleaños tantas velas como años cumplían los niños más una. Para dejar atrás los años cumplidos y pasar a los siguientes, se debían apagar todas las velas de un solo soplido.


-  Ari opina: Menos mal que la edad media en la Edad Media eran los cuarenta años, porque no me imagino con la potencia pulmonar suficiente como para apagar cien velas de un solo soplido.



¡Y hasta aquí hemos llegado, globito!

Si te gustó este contenido, puedes compartirlo en tus redes sociales pinchando en los iconos azules de aquí abajo. ¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar.