25 de junio de 2017

Los Fuegos del Calambre: Saga repostera. ¡El bizcolate!


¡Hola, holaaa! Con este post quedan inaugurados Los Fuegos del Calambre. Sí, sí, como lo lees. Esto es el inicio de una saga de recetas de postres sencillos o al menos ricos y con fundamento, que te provocarán un retortijón calambrero ante la gula desmedida y concluirás con el desagüe al rojo vivo (madre mía, que ida de olla).
Quiero compartir contigo mi poca o mucha experiencia culinaria y que tú la compartas conmigo; ¿cuál es tu postre favorito? Te animo a contármelo en los comentarios para que pueda seguir haciendo migas con mi horno XD.


bizcocho receta


Hoy empezamos con una receta de chocolate superfácil y rápida, pero antes unos consejillos para que todo vaya bien:
- En repostería las cantidades son muy importantes, por eso uso un pequeño peso de cocina; concretamente éste.
- No abras jamás el horno antes de que hayan pasado ¾ partes del tiempo de horneado o el pastel se hundirá por el centro y ya no se levantará de ninguna manera.
- El azúcar moreno hace que los postres queden más jugosos, por eso acostumbro a usarlo o a mezclarlo con el blanco a partes iguales.


     
             BIZCOLATE

Ingredientes: 125 ml de leche, 125 ml de aceite de oliva, 133 gr de harina tamizada (pasada por un colador), 8 gr de levadura, 2 huevos L, 100 gr de azúcar y 130 gr de cacao o cola cao.

- Preparación: Precalentamos el horno a 180º (en mi horno a 165º, que arde como el infierno y me lo quema to’o) y engrasamos el molde con mantequilla (yo uso molde de silicona, es el que más me gusta).
En un bol grande colocamos los huevos y el azúcar, batimos hasta que blanqueen (batidora de reposteria, la más básica sirve. Ésta es la mía y me costó 15€).
Ahora añadimos el aceite, la leche, el cacao, la harina y la levadura; mezclamos manualmente con movimientos lentos hasta que quede homogénea.
Es hora de volcar la mezcla en el molde engrasado e introducir en el horno 25 minutos.
Cuando lo saquemos, lo dejamos reposar 3 minutos en el molde.
Desmoldamos y lo pasamos a una rejilla para que enfríe por completo (muy importante lo de enfríar en una rejilla. Ésta tiene un tamaño perfecto para variedad de postres y es la que yo tengo); mientras aún esté templado, le pegamos unos pinchazos y lo pintamos con almíbar (azúcar y agua mezclados) con un pincel de silicona para evitar que se seque pasadas las horas.
Superimportante cubrirlo por ejemplo con una tapa de microondas y no meterlo en la nevera.

¡Listo! Aguanta jugoso unos 4 o 5 días, pero dudo que quede bizcolate para comprobarlo...



bizcocho de yogur


¡En la próxima entrega cuidadín porque llegan los muffins de chocolate con frutos secos!


Si te gusta el chocolate y la literatura puedes compartir esta entrada en tus redes sociales y hacer feliz a otro chocolector 😄



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar.